0

5 Pasos para Liberarte de la Ingesta Compulsiva de Alimentos

Se entiende como ingesta compulsiva al consumo de alimentos cuando la persona no tiene hambreno lo hace por hambre, simplemente comen porque les place. El simple hecho de ver que tienen comida a su disposición ya les hace optar por comerla solo por capricho. Es algo que le pasa a las personas con mucha frecuencia, y luego de que lo hacen empieza el sentimiento de culpabilidad y rondan por sus mentes pensamientos de que no lo harán más, que no habrá próxima vez.

La razón de que esto ocurre es que el organismo se siente bien cuando está comiendo, por ende el comer sin hambre no es problema. La principal causante de esto es una hormona denominada Cortisol, el organismo la segrega de forma natural cuando está expuesto a circunstancias en donde la persona está ansiosa, estresada o tiene miedo, por lo tanto para contrarrestar esos estados tal hormona le envía señales al cerebro para que ordene al organismo a consumir alimentos en altas cantidades.

El cortisol suele originarse ante situaciones de miedo o situaciones en las que no se tenga en mente cómo solucionarlas y por ende el organismo percibe esa sensación y actúa incrementando los niveles de dicha hormona porque así se estará preparado para enfrentarse a cualquier problema que se presente.

Cuando la persona come se siente satisfecha y su estado de ánimo mejora notablemente, sin embargo la problemática por la cual surge la sensación de querer consumir alimentos no se resuelve simplemente comiendo, ya que ingerir algo solo hará que el organismo se sienta bien pero solamente de manera momentánea. Luego de que la satisfacción se va, regresa otra vez el problema a la mente y sucede el mismo problema, y esto es una especie de círculo vicioso el cual resulta un poco complicado romper.

 ingesta compulsiva

Evita el incremento del nivel de Cortisol

Los niveles de Cortisol se pueden controlar si se descartan las circunstancias que puedan hacerte sentir estresado, de esta forma es muy seguro que el organismo no producirá esta hormona e incluso hasta disminuirán los niveles de la misma.

Sin embargo, en la mayoría de las situaciones no resulta tan sencilla la tarea de determinar cuáles son las razones que te hacen sentir estresado, por lo tanto se requiere de dedicar un poco de tiempo a pensar e ir descartando opciones para luego hallar el motivo del estrés.

También se recomienda aumentar el consumo de alimentos que contengan vitamina B, vitamina C, Magnesio y Calcio, ya que cuando los niveles de estos son bajos en el organismo harán que los niveles de Cortisol se incrementen dado a que estás más propenso a sufrir de estrés. Y como última opción también puedes recurrir a los comprimidos de vitaminas.

¿Cómo saber que padeces de ingesta compulsiva?

 

Principalmente se debe determinar si realmente tienes ingesta compulsiva o igualmente consumes alimentos compulsivamente. Por lo general con este trastorno se suele perder el control de la situación y por ende se come en grandes porciones y en todo momento. No obstante, no todas las personas reaccionan de la misma manera, ya que por ejemplo hay ciertas personas que comen compulsivamente a lo largo del día en diferentes horas, lo que significa que come demasiado en horas inapropiadas y sin tener hambre. En cambio hay personas que optan por comer más alimentos a horas específicas, mayormente a altas horas de la noche.

ingesta compulsiva

Aspectos típicos de la ingesta compulsiva

  • Sentirás hambre de manera repentina y tendrás la sensación de que debes saciarla inmediatamente.
  • No puedes controlar el consumo de alimento, comes porciones muy grande y aunque no tengas más hambre y estés lleno sigues consumiendo.
  • En ocasiones ingieres alimentos hasta el punto de llegar a sentir molestias físicas.
  • No le prestas atención al hecho de si realmente tienes hambre o no al momento de comer.
  • Luego de haber comido, pasas por alto las porciones y alimentos que ingeriste.
  • Tienen el sentimiento de culpabilidad por comer innecesariamente luego de cada comida.
  • Sueles comer cuando sientes aburrimiento, tristeza, cansancio, por lo que solo comes basándote en las emociones y no en la sensación de hambre como tal.
  • Es común asociar el hambre con algo que no es de tu agrado. Por ejemplo cuando te da hambre piensas en miedo, ansiedad, enojo. Por lo que la ingesta compulsiva se basa principalmente en los pensamientos de la persona.
  • Te dan ganas de consumir un alimento en sí, y aunque comas otros tipos de alimentos no sentirás satisfacción hasta que comas el que tú quieres.
  • Comes en grandes cantidades ya que resulta difícil el sentirte lleno. Esto se debe a la incapacidad de determinar si realmente tienes hambre. Y como ingieres comida generalmente por cómo te sientes, es más difícil sentirse satisfecho.

Pasos para dejar de ingerir alimentos de manera compulsiva

 

Acepta que comes por tus emociones

Aunque puede tornarse un poco complicado el hecho de diferenciar la sensación de hambre provocada por las emociones y el hambre fisiológica, es un paso fundamental para poder superar la ingesta compulsiva. Una gran manera de saber si realmente tienes hambre física, es esperando cierto tiempo. Si luego de esperar el hambre que sentías desaparece, lo más probable es que la misma haya sido causada por cómo te sentías, en cambio si el hambre persiste, entonces lo recomendable es que consumas la comida en caso de que corresponda la ingesta de la misma,  de lo contrario puedes saciarla tomando agua.

Registra los alimentos que consumes

Si empiezas a registrar los alimentos que vas ingiriendo y cómo te sientes en el momento de ingerirlos te será de gran utilidad. Es recomendable que también anotes la hora en la que comes y la manera en la que te sentías previamente y posteriormente a la comida. Luego con esos datos que vas registrando te será más sencilla la determinación de ciertos aspectos que pueden ser las posibles razones por las cuales comes de forma compulsiva. Ya que por ejemplo pueden darte ganas de comer algún dulce cuando estás triste.

ingesta compulsiva

Evita sentirte estresado y aburrido

Lo mejor es que halles la forma en la que puedas disipar el estrés y el aburrimiento. Una gran manera de hacerlo es realizando alguna actividad en tu tiempo libre, como el deporte, ya que a través del mismo podrás sentirte mucho mejor porque contribuyen en el control del estrés. Cuando estés en una situación de estrés, aburrimiento, ansiedad, triste, etc., intenta mantener la calma y respira profundamente intentando que tales emociones no te controlen a ti. Otra manera es teniendo algún tipo pasatiempo que te ayude a distraer tu mente.

Come saludablemente

Intenta en lo posible de que cuando te antojes de consumir alimentos que aportan muchos elementos dañinos para tu organismo, remplazarlos por algún snack que sea saludable. Un gran ejemplo de esto es cuando tienes las típicas ganas de comer dulce, lo mejor es que tal dulce lo sustituyas por alguna fruta que a pesar de ser dulce no resulta perjudicial para la salud. Sin embargo aunque los antojos los vayas a complacer de forma sana, eso no significa que debas excederte con las porciones que consumas, ya que lo principal es que reduzcas la cantidad de alimentos que estás consumiendo.

Apóyate en amigos y familia

Cuando estés estresado, aburrido, triste, puedes optar por hablar con un familiar, amigo o conocido para así distraerte y no recurrir a la comida. Además es una forma con la que podrás desahogarte diciendo todo lo que sientes y los motivos que te hacen sentir así. De esta forma evitarás el hambre emocional y por consiguiente el consumo de alimentos innecesarios

Comida Saludable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *