0

Dieta Disociada: Pautas Fundamentales para Seguir esta Dieta

En la actualidad existe una cantidad enorme de dietas para adelgazar, pero en esta ocasión la gran protagonista es la dieta disociada, la cual consta básicamente y de manera resumida en bajar de peso usando racionalmente los alimentos que se van a consumir, todo esto mediante una serie de pasos que serán explicados a continuación.

Este régimen alimenticio destaca por el hecho de que al llevarlo a cabo no pasarás hambre, por lo tanto es una de las dietas por la cual las personas tienen más preferencia. Asimismo, la dieta disociada te permite que comas la cantidad de alimentos que desees siempre y cuando hagas las combinaciones correctas ya que de lo contrario, si realizas combinaciones para nada convenientes, al consumirlas estas procedan a convertirse en grasa, y esto no sucede cuando comes los alimentos separadamente.

¿Qué es la dieta disociada?

La dieta disociada se fundamenta en que no deben hacerse ciertas combinaciones con las comidas, específicamente cuando se trata de estos alimentos:

  • Proteínas: carne, huevo, pescado, yogurt, queso, leche y legumbres.
  • Carbohidratos: Patatas, maíz, pasta, pan, arroz, etc.

Por lo tanto, todo se basa en que cada tipo de alimento precisa de un Ph diferente, el cual puede variar entre más acido o más alcalino, además de los distintos tipos de enzimas y que cada alimento se absorbe en lapsos de tiempo diferentes, todo esto hace que no sea recomendable comer los alimentos combinados cuando lo que se busca es que se asimilen correctamente los nutrientes.

 Qué es la dieta disociada

En el caso de la combinación de proteínas con carbohidratos, esto no es nada favorable para el cuerpo ya que no contribuye en ningún sentido a que los alimentos se asimilen debidamente, por ende esto lo único a lo que puede llevar es al sufrimientos de problemas en el aparato digestivo y además de que se incremente la grasa en el organismo.

Beneficios de la dieta disociada

  • Su facilidad: Es muy fácil implementar esta dieta, solo deberás considerar y tener conocimiento sobre los alimentos que te brindan proteínas y los que te brindan carbohidratos para así saber diferenciarlos y separarlos.
  • Simple: No tienes que estar haciendo cálculos constantemente sobre las calorías que te aporta cada alimento ya que no es una dieta altamente restrictiva sino todo lo contrario, inclusive hasta reduce considerablemente la sensación de ansiedad.
  • Ayuda a la digestión: El proceso digestivo depende en gran medida de los alimentos que se consumen, por lo tanto el mismo puede llevarse a cabo de forma lenta o rápida según lo que comas. Por lo tanto se comes patatas y carne, la digestión se hará con mayor lentitud y dificultad, en cambio cuando comes verduras con legumbres la digestión tiene una mayor rapidez y efectividad.
  • Balanceada: La variedad de alimentos que puedes consumir con esta dieta es bastante grande ya que no es restrictiva como se dijo anteriormente, sino que más bien trata de motivarte a que distribuyas convenientemente los alimentos. Por lo tanto la misma puede implementarla con los alimentos que ya tengas en tu casa, además de que los gastos que deberás hacer con la misma no son muy elevados ya que los ingredientes son muy fáciles de conseguir.
  • Te nutre bien: Como es una dieta balanceada y sus alimentos que son compatibles entre sí son bastantes, esto significa que estarás recibiendo una cantidad de nutrientes adecuada ya que frecuentemente estarás consumiendo vitamina B, B2, B12, C, etc.; al mismo tiempo que recibes grasa de origen vegetal.
  • Tiene un horario: Con esta dieta deberás tener una especie de horario en sí en el cual distribuyas las 5 comidas que harás en el día, teniendo en cuenta que las mismas deben estar conformadas por los distintos grupos de alimentos para que así tu cuerpo reciba la energía que precisa.

Pasos para llevar a cabo la dieta disociada

Los pasos para llevar a cabo la dieta disociada

Lo principal es tener en cuenta que cada alimento que consumas debe estar combinado con otro alimento y que ambos sean compatibles positivamente, además es crucial que sepas cómo clasificar los alimentos en los distintos grupos de la pirámide alimenticia. Lo mejor de esto es que puedes consumir las porciones que quieras ya que no tienes límites en cuanto a la cantidad que debes consumir.

La razón por la cual los alimentos deben ser compatibles entre sí es que así se previene de equivocaciones a la hora de alimentarse. Lo ideal es que elabores una especie de tabla de alimentos y hagas una revisión del menú que diseñaste de la dieta disociada, así podrás corroborar si las combinaciones que realizaste son realmente compatibles.

Los grupos de alimentos clásicos suelen ser los siguientes:

  • Hidratos de carbono: Boniato, soja, patata, haba, legumbres, arroz, trigo y los derivados de éste.
  • Grasas: Aguacate, piñón, avellanas, almendras, pistacho, nueces, pasas, chocolate, dátiles, aceite de girasol, aceite de oliva.
  • Proteínas: Huevos, mariscos, carnes, pescados, leche y productos lácteos.
  • Frutas: Mandarina, kiwi, piña, limón, uva, naranja, fresa, manzana, sandía, cereza, melocotón, tomate, pera, banana.
  • Verduras y hortalizas: Remolacha, lechuga, calabacín, acelga, pimiento, apio, pepino, puerro, calabaza, brócoli, berenjena, coliflor, setas, espárragos, champiñones y espinacas.

Beneficios de la dieta disociada

Además, la dieta disociada tiene prohibido en todo momento realizar combinaciones que no sean compatibles en un plato. Los alimentos que no tienen que combinarse son los siguientes:

  • Proteínas con grasas.
  • Proteínas con carbohidratos.
  • Distintos tipos de hidratos de carbono.
  • Distintas frutas, como por ejemplo combinar frutas que seas ácidas con frutas que sean dulces.

Asimismo, la dieta disociada tiene 4 claves para que pueda ser cumplida eficientemente, y todo se basa en los distintos grupos de alimentos que existen:

  • Las frutas solo podrás comerlas en la mañana.
  • Las grasas que son naturales, como por ejemplo las que provienen de los frutos secos como los dátiles.
  • Las nueces y las pasas puedes comerlas en la mañana y también para merendar. Esto es válido siempre y cuando no se acompañen con frutas secas.
  • Los hidratos de carbono los comes en la mañana o en el almuerzo, pero nunca en la cena.

Comida Saludable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *