0

4 Alimentos Ricos en Proteínas Fundamentales para los Niños

Hay alimentos ricos en proteínas y fundamentales para los niños, las proteínas son macro nutrientes conformados por aminoácidos que cumplen un papel fundamental en determinadas funciones del cuerpo, además son esenciales para que los tejidos se formen, de hecho son los principales responsables de la formación de músculos del cuerpo. También intervienen en el desarrollo intelectual y óseo cuando el niño se encuentra en etapa de crecimiento.

Algunas de las funciones de las cuales forman parte las proteínas es en el traslado de componentes grasos mediante el torrente sanguíneo, e incrementa las defensas de forma tal que optimiza el sistema inmune. De una manera generalizada las proteínas controlan los procesos químicos del cuerpo.

Los alimentos ricos en proteínas son como una especie de cadena que está compuesta por aminoácidos, todos unidos entre sí. En total el organismo requiere 22 aminoácidos, sin embargo el mismo solo es capaz de producir de manera natural 13 de ellos, los 9 aminoácidos restante deben obtenerse mediante la ingesta de alimentos que sean fuentes de proteínas, y los aminoácidos adquiridos de esta forma se denominan ‘aminoácidos esenciales’.

Cabe destacar que los alimentos ricos en proteínas pueden clasificarse en dos tipos basándose en su origen, por ende están divididos en proteínas de origen vegetal y proteínas de origen animal.

Estas últimas se consideran que poseen aminoácidos de una calidad superior a las proteínas vegetales, además de que las conforman todos esos aminoácidos que el organismo no tiene la capacidad para producir, pero a pesar de eso son cruciales para que el mismo pueda cumplir con sus funciones cotidianas.

Beneficios de los alimentos ricos en proteínas

En cambio las proteínas de origen vegetal no poseen todos los aminoácidos que son esenciales, sin embargo son igualmente importantes en la alimentación de toda persona.

La importancia de alimentos ricos en proteínas para los niños

Los alimentos ricos en proteínas son fundamentales en la dieta de toda persona, ya que éstas forman parte de lo que respecta una alimentación equilibrada, sin embargo cuando se trata de la alimentación de los niños, las proteínas juegan un papel mucho más importante, y una de las razones de esto es que necesitan un mayor consumo de estas dado a que su gasto energético es mayor.

Además, los alimentos ricos en proteínas son muy importantes para que el niño pueda crecer de forma sana y fuerte, por lo tanto deben estar presentes en sus dietas en las porciones correspondientes. Asimismo, son varias las funciones del organismo que precisan de proteínas para poder llevarse a cabo, específicamente aquellas que están asociadas al sistema inmunológico, el cual es el encargada de brindar protección contra las enfermedades; además también contribuyen a en el desarrollo y fortalecimiento de los músculos.

Asimismo también son necesarias las proteínas para transportar el oxígeno a través de todo el cuerpo, dado a que es uno de los elementos que necesita el organismo para la creación de hemoglobina, y esta al mismo tiempo permite la presencia de los glóbulos rojos.

 El consumo adecuado de proteínas en la niñez

La niñez es una etapa en donde cada persona crece y desarrolla su cuerpo, por ende es crucial asegurar de que los niños estén consumiendo las dosis adecuadas de proteínas para poder cumplir con el proceso de crecimiento efectivamente.

No obstante, es poco común que los niños no reciban la cantidad de proteínas que precisan, sobre todo cuando se trata de países desarrollados.

Por ende, con el hecho de que el niño esté llevando a cabo una alimentación saludable y equilibrada, será capaz de recibir todos los nutrientes que precisa su cuerpo, entre ellos las proteínas. Y aunque parezca raro, es más común toparse con niños que consumen proteínas excesivamente a comparación de los que tienen déficit de las mismas.

Es crucial tener en cuenta que en el primer año de vida de todo bebé su alimento básico y primordial debe ser ante todos la leche materna o leche  de fórmula, de éstas el niño podrá obtener las proteínas que el cuerpo precisa a esa edad para crecer y desarrollarse.

Luego de su primer año de vida, lo ideal es irle añadiendo alimentos ricos en proteínas que sean sólidos a su dieta, por ende la cantidad de leche materna o leche de fórmula que ingiera se irá disminuyendo.

Beneficios de los alimentos ricos en proteínas

Por este motivo debes complementar tal falta de fuentes de proteínas añadiendo otros alimentos que puedan suplir esa función, entre ellos las verduras, huevos, cereales, legumbres, productos lácteos, entre otros. Todos estos son capaces de aportar buenas dosis de proteínas.

Sin embargo jamás debes alimentar al niño de forma tal que la cantidad de proteínas que ingiera exceda el límite diario, a menos de que su médico tratante te lo sugiera. Esto se debe a que el cuerpo cuando recibe más proteínas de las que necesita diariamente, el mismo no las puede almacenar y para poder deshacerse de tal exceso el organismo como solución recurre a eliminarlo mediante la orina, y de esta forma los riñones deben trabajar más de la cuenta.

Por ende, cuando vayas a suministrarle al niño un alimento que tenga una cantidad considerable de proteínas, como lo es la carne, lo mejor es que lo combines con otros alimentos. Además, se sugiere que le sirvas en un solo plato la porción de proteínas que debe consumir al día, sino que se lo distribuyas en varias comidas al día.

Fuentes de proteínas que todo niño necesita

Leche

En el primer año de vida, la leche materna juega un papel fundamental en la alimentación de los bebés, además de que es la mejor forma en la que puede obtener proteínas. A través de la leche materna puede nutrirse adecuadamente de forma tal que puede consumir lo necesario para crecer y desarrollarse en ese primer año de vida.

Luego cuando el bebé deje de alimentarse con leche materna, no significa que deba dejar de consumir leche en general, ya que en su lugar puede reemplazarse por leche de fórmula que de igual fórmula es una gran fuente de proteínas. Cabe destacar que la leche es un alimento de fácil digestión por los elementos que contiene.

 

Carnes

Las carnes de diferentes tipos son de igual forma una buena forma de aportarles proteínas a los niños. Tu niño estará listo para consumir carne alrededor de los 7 a 10 meses de haber nacido; lo crucial es simplemente picar la carne en trozos muy pequeños para que el bebé pueda consumirla sin ningún problema, y no añadir grandes cantidades de carne a sus comidas diarias de forma drástica, al contrario ve añadiendo cantidades mínimas para que el bebé pueda acostumbrarse a comer carne. El mejor tipo de carne que puedes aportarle a los niños son las blancas, como el pollo, el pescado; no obstante, todas las carnes son una excelente forma de consumir proteínas.

 Beneficios de los alimentos ricos en proteínas

Legumbres

 

Las legumbres de igual forma contienen proteínas. Hay variedad de formas en las que puedes servirles legumbres a los niños, ya sean cocidas, maceradas o licuadas, todo dependerá como el niño la prefiera y le sea más fácil de ingerir. Entre las legumbres que mejores proteínas aportan podemos encontrar los cacahuates, guisantes, habichuelas, granos verdes.

 

Productos lácteos

Aunque no aportan muchas proteínas como tal, sí brindan nutrientes que contribuyen en gran medida a que el organismo asimile más rápidamente las proteínas que se consumen. A partir de que todo niño cumple el año de edad, ya se le puede empezar a suministrar productos lácteos tales como el queso, el yogurt, crema de leche, etc.

Comida Saludable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *